Donación de óvulos

¿Quieres ser donante de óvulos?

El programa de donación de óvulos surgió en 1983, a raíz de la ilusión de muchas parejas de tener un hijo y de la imposibilidad de conseguir óvulos de la propia mujer. La donación de óvulos es un proceso anónimo, altruista y voluntario que está regulado por ley, de manera que en ningún caso la donante y la receptora conocen sus identidades. La donación de óvulos tiene un carácter altruista, sin embargo, la Ley de reproducción asistida permite compensar económicamente las molestias derivadas de todo el proceso de donación (desplazamientos a la clínica, etc.).

Las causas más frecuentes por las cuales una mujer no puede conseguir un embarazo con sus propios óvulos son:

  • Ausencia congénita o adquirida de los ovarios.
  • Menopausia precoz.
  • Anomalías cromosómicas que se transmiten a la descendencia y que no son candidatas a DGP ( Diagnóstico Genético Pre-implantacional ).
  • Fallades repetides de FIV
  • Falta de estimulación ovárica.
  • Fallos repetidos de FIV (Fecundación In Vitro)
  • Abortos de repetición que no son candidatos a DGP.
  • Fallos repetidos de implantación embrionaria.

¿Qué necesito para ser donante?

  • Tener entre 18 y 32 años.
  • Buena salud, tanto física como psíquica.
  • No padecer enfermedad genética o de transmisión sexual.

Si quieres y puedes, es muy fácil ayudar

El primer paso es solicitar hora para una entrevista y un especialista resolverá tus dudas y te explicara con detalle en que consiste el proceso de donación de óvulos. De entrada, las donantes deben cumplir tres requisitos imprescindibles: tener entre 18 y 32 años, buena salud tanto física como psíquica, y no padecer ninguna enfermedad genética o de transmisión sexual. Durante la primera visita, a través de una serie de preguntas, se realiza una anamnesis completa de la donante ( cuestionario ) y una exhaustiva revisión ginecológica.

Todas las pruebas se entregaran y comentaran con la donante sin ningún coste económico. Para más comodidad, se intenta en la medida de lo posible, concentrar todas las pruebas en el tiempo. Una vez aceptada como donante, se pone en marcha el proceso de donación de óvulos que, en cualquier caso, NO comprometerá la futura fertilidad de la donante. Para aumentar las probabilidades de éxito del proceso, es necesaria una estimulación hormonal de los ovarios mediante una medicación hormonal durante unos 10 días ( vía subcutánea), durante los cuales se realizan controles ecográficos para comprobar que la estimulación es correcta. El día que los ovarios están suficientemente estimulados, se programa la extracción de los óvulos. La extracción de los óvulos se realiza en el quirófano y con una sedación suave para no sentir dolor. El proceso es rápido ( 10-15 minutos ) y, cuando el anestesista lo considera conveniente, la donante puede irse a casa. Las molestias posteriores son leves, pero se recomienda reposo relativo las 48 horas siguientes y un control ginecológico después de la siguiente regla.

Este sitio utiliza cookies para recopilar información estadística sobre la navegación. Si continúa navegando, consideramos que está de acuerdo con su uso.   Más información.

X