Reproducción asistida: técnicas complementarias

Vitrificación de óvulos

La fertilidad femenina decrece de forma natural con la edad, y no solo eso, sino que además, su reloj biológico se acelera con el paso del tiempo. De esta forma, cumplidos los 35 años, la capacidad reproductiva de una mujer disminuye exponencialmente siendo muy difícil que una mujer se quede embarazada de manera espontánea con sus propios óvulos a partir de los 40.

La vitrificación o congelación ultra rápida de los óvulos, permite protegerlos del paso del tiempo, posponer la capacidad reproductiva de una mujer el tiempo deseado, de modo que los óvulos mantienen el mismo potencial reproductivo del momento que han sido congelados. De este modo, tendrás la tranquilidad que aún que tú vayas cumpliendo años, tus óvulos seguirán siendo “eternamente jóvenes”, hecho que aumenta exponencialmente tus posibilidades de quedarte embarazada en un futuro. Es la técnica más segura y eficiente para preservar tu fertilidad, una inversión de futuro. Los óvulos vitrificados son sencillamente un “seguro” por si cuando decides ser madre, tienes dificultades para lograrlo.

Vista microscópica de la vitrificación de los óvulos
Vista microscópica de la vitrificación de los óvulos

¿Qué es la vitrificación o congelación de óvulos?

Es una técnica pionera que, a diferencia de los métodos clásicos de congelación de óvulos, permite congelar los óvulos evitando la formación de cristales de hielo en el interior de la célula y por tanto, impide cualquier tipo de daño en la estructura celular del óvulo. Las elevadas velocidades de enfriamiento utilizadas durante la vitrificación ( >15.000ºC/min) hacen que el óvulo quede protegido y mantenga, una vez descongelado, todo su potencial reproductivo.

Procedimiento de una vitrificación de óvulos

El proceso de la vitrificación y congelación de óvulos es el mismo que se lleva a cabo durante un tratamiento de fecundación in vitro.

El primer paso es la estimulación hormonal de los ovarios (durante 2 semanas aproximadamente) hasta el día de la punción folicular, momento en que se realiza la extracción de los óvulos. A continuación, los óvulos son vitrificados en el laboratorio y preservados en nitrógeno líquido a -196ºC, indefinidamente, hasta que los necesites, sin que el tiempo afecte en su potencial reproductivo.

Mínimas molestias

Tu tiempo es oro, y el de tus óvulos aún más. Por eso, una vez tomada la decisión de vitrificar tus óvulos, podrás hacerlo inmediatamente. En GIREXX queremos ponértelo muy fácil y evitar desplazamientos innecesarios. Por este motivo hemos concentrado todo el tratamiento en 2 visitas a nuestro centro.

Paso a paso

Técnicas compatibles

¿Quién puede beneficiarse de la vitrificación o congelación de óvulos?

  • Mujeres de entre 30 y 40 años que por motivos personales, laborales o familiares varios quieran posponer su fertilidad y tener la tranquilidad de preservar sus opciones de ser madre si en el futuro, cuando lo deseen, tienen dificultades para lograrlo
  • Mujeres jóvenes sin hijos que deben someterse a un tratamiento de quimioterapia y/o radioterapia, personas por tanto, con un alto riesgo de perder su función ovárica, y que gracias a la congelación de sus óvulos, tendrán la oportunidad de quedarse embarazadas después de este difícil momento de su vida
  • Mujeres con antecedentes familiares de menopausia precoz

Este sitio utiliza cookies para recopilar información estadística sobre la navegación. Si continúa navegando, consideramos que está de acuerdo con su uso.   Más información.

X