Técnicas de Reproducción Asistida

Inseminación Artificial Conyugal (IAC)

En una inseminación artificial se deposita el semen en el interior del útero de la paciente en el momento de la ovulación. La muestra de semen se ha preparado y optimizado previamente en el laboratorio, de forma que solo se utilizan para la inseminación artificial los espermatozoides de mejor calidad, aquellos que tienen mejor movilidad y morfología.

El objetivo de la inseminación artificial es aumentar la probabilidad de embarazo de la pareja estimulando el ciclo menstrual de la mujer y mejorando las características de la muestra de semen del hombre. Esta técnica de reproducción asistida facilita el encuentro entre óvulos y espermatozoides y, por lo tanto, contribuye a que tenga lugar la fecundación.

Procedimiento de una inseminación artificial

En primer lugar, se deben estimular los ovarios mediante un tratamiento hormonal. Durante el tratamiento, el ginecólogo controlará el proceso a través de una ecografía vaginal. Una vez estén preparados los ovarios, se provoca la ovulación y se programa la inseminación artificial.

El mismo día de la inseminación artificial, la pareja de la paciente obtiene una muestra de semen, que posteriormente se procesará en el laboratorio para seleccionar los espermatozoides de mejor calidad. Seleccionado el semen, el ginecólogo depositará la muestra dentro de la cavidad uterina de la mujer en un proceso muy sencillo y sin ninguna molestia. De hecho, la inseminación artificial se realiza en la misma consulta de ginecología.

La inseminación artificial no requiere anestesia, de manera que, tras unos minutos de reposo, la paciente puede marcharse y hacer vida normal.

Protocolo de estimulación ovárica de la inseminación artificial

Es totalmente personalizado. La pauta de tratamiento de la inseminación artificial se adecua a cada paciente en función de su edad, niveles hormonales, reserva ovárica, índice de masa corporal, etc.

El proceso suele durar unos 15 días, aproximadamente.

Inseminación artificial con ciclo natural

En determinados casos, se puede realizar la inseminación artificial sin estimular hormonalmente los ovarios. Los motivos pueden ser personales o bien por que haya razones médicas que desaconsejen la estimulación hormonal.

En estos casos, la tasa de embarazo es más baja, y por eso se realiza excepcionalmente en casos especiales.

Inseminación Artificial Conyugal - Infografía

Paso a paso

Técnicas complementarias

¿Cuándo está indicada la inseminación artificial?

  • Parejas con esterilidad desconocida
  • Problemas con la ovulación
  • Semen con alteraciones leves de concentración y movilidad
  • Parejas con dificultades para mantener relaciones sexuales

Este sitio utiliza cookies para recopilar información estadística sobre la navegación. Si continúa navegando, consideramos que está de acuerdo con su uso.   Más información.

X