Inseminaciones artificiales “caseras”

29/11/2016

Actualmente, internet nos permite conseguir casi cualquier cosa de un modo sencillo con un simple clic desde el ordenador de casa o desde el móvil. De las múltiples cosas disponibles en la red podemos encontrar también semen congelado de un donante ( kit de inseminación). La muestra congelada de un donante de semen nos llegará a casa a punto de utilizar. Es lo que se conoce como una inseminación artificial casera.

El Ministerio de sanidad ya ha reaccionado a la creciente oferta de estos kits con una nota informativa dónde alerta de los riesgos que comporta la falta de asesoramiento médico y la falta de cobertura legal que si que tienen las técnicas de reproducción asistida.

Independientemente del vacío legal de legislación Española que aprovechan estas empresas, los pacientes deben estar informados de las VENTAJAS de la inseminación artificial profesional, es decir, la realizada en un centro especializado en reproducción asistida.

El asesoramiento especializado permite a la paciente tener las máximas garantías, tanto a nivel legal como médico, ya que, dejando de lado la calidad y la legalidad de una muestra de semen que ha sido congelada al otro lado de Europa ( sin el control de la legislación Española), hay que tener en cuenta que el éxito de una inseminación artificial depende de diferentes aspectos que SÓLO pueden ser valorados por profesionales médicos:

  • Reserva ovárica. La cantidad y la calidad de los óvulos es determinante, y es diferente en cada mujer.
  • Contraindicaciones ( obstrucciones tubáricas, pólipos, hidrosalpinxs,…).
  • Analítica correcta
  • Control hormonal del ciclo para controlar el momento óptimo de la ovulación.

Además, hay que tener en cuenta que en la inseminación casera el semen se coloca en la vagina, mientras que en la clínica de reproducción el equipo médico lo deposita en la cavidad uterina, mucho más cerca de los ovarios y por lo tanto, más cerca de los ovarios y por lo tanto, más próximo al óvulo que debe ser fecundado.

El exhaustivo control médico y la ejecución del proceso por parte de un equipo de profesionales tiene como resultado que la tasa de embarazo de la Inseminación Artificial PROFESIONAL sea del 20-25%, mientras que en el caso de la casera es solamente del 5%. Es decir que la Inseminación Artificial Professional es mucho más EFICIENTE que la alternativa casera.

De este modo, ni tan sólo por el coste económico se puede justificar la inseminación casera (500-700 Euros) en comparación con la inseminación artificial profesional (1000-1200 Euros). Teniendo en cuenta la probabilidad de conseguir un embarazo con una técnica y con la otra, la realidad es que la Inseminación Artificial Profesional cuesta, como mínimo, la MITAD que la inseminación artificial casera.

EQUIPO GIREXX

Este sitio utiliza cookies para recopilar información estadística sobre la navegación. Si continúa navegando, consideramos que está de acuerdo con su uso.   Más información.

X